Si hay algo por lo que amamos el café es por su inconfundible aroma ¿verdad? Solemos pensar que un café huele a café, sin embargo son muchas las características que se pueden desarrollar y percibir en su aroma. Así, seguramente has escuchado decir que un café tiene notas a chocolate, vainilla o caramelo y te ha sorprendido ver que no se trata de saborizantes artificiales utilizados al momento de una preparación, sino de una propiedad misma del grano.

Las notas en el café son referencias cercanas a aromas que tenemos como referentes en la memoria olfativa y del paladar. En su mayoría, la presencia de estas notas se debe a condiciones de cultivo, como árboles de sombrío y el tipo de suelo al que pertenece la plantación. También en su proceso de tostión, de acuerdo a características de calor, tiempo, niveles de tostado, se resaltan algunas propiedades más que otras, definiendo parte del perfil de taza del café.

El secreto de las notas del café es que no sean intensas, es decir, que nunca se impongan sobre su aroma característico.

Aunque las notas hacen referencia al olor, suelen impactar también la experiencia del paladar con el café, debido a que son llamados de referentes que tenemos respecto a otros productos, sin que esto quiera decir que un café con notas de chocolate tenga sabor a chocolate.

Written by grupomasbtl